web analytics

Dejar de fumar

Aunque la cultura adictiva tiene mucha tela que cortar, la nicotina es uno de los componentes que más adicción puede generar a los seres humanos. ¿Por qué? Pues, produce una sensación de tranquilidad en la cual los fumadores suelen apegarse como vía de escape en situaciones que desafían sus emociones.

Inclusive, conocemos a sabiendas que, en un gran número de casos, los efectos del tabaco sirven como estimulantes intelectuales para una actividad mental más fluida. Esto, en definitiva, aunque no resultase la única forma de conseguir la serenidad requerida por muchos, tiende a ser una herramienta muy accesible para sentirse mejor.

Sin embargo, no es un secreto que sus secuelas se observan como daños muy perjudiciales para quienes sostienen este hábito por largo tiempo.

Empero de lo anterior, expertos han revelado estudios donde se asegura que inclusive un día sin fumar concede muchos beneficios a nivel de salud… ¿Se imaginan todo lo que puede mejorar un organismo con años de haber eliminado el tabaco? Nunca es tarde para tomar una buena decisión, por lo que hoy les estaremos contando todo lo que necesitan saber para que se decidan a dejar de fumar.

La evolución del hábito de fumar

No siempre fue considerado una adicción perjudicial, lo que explica que haya podido estar tan instaurada dentro de la cotidianidad de muchos en décadas pasadas. Inclusive, desde el siglo anterior hasta la década de los 60 fue solo una costumbre.

No fue sino hasta 10 años después que comenzó a considerarse la posibilidad de que estuviésemos frente a una dependencia psicológica, al tratarse de la evasión de problemas o pensamientos. Este fue el primer antecedente para que desde principios de los años 90 ya estuviesen disponibles clínicas y terapeutas que trataran esta adicción.

Desde entonces se han comenzado a sentar términos como “tabaquismo”, y la certeza de que debe erradicarse de las prácticas del ser humano. Tarea para la que ha contribuido muy eficientemente el internet, las redes sociales, y la globalización del mundo, con un acceso a la información de forma inmediata.

dejar de fumar

Enfermedades que acarrea: Por qué debe dejarse el cigarrillo

Uno de los argumentos más sonados que recibe un fumador para ser convencido de que es un modo que debe eliminar de su vida, son las secuelas físicas: Tienen un peso considerable, y pueden generar muchas complicaciones en corto y mediano plazo. De no saber con exactitud qué dificultades son producidas, acá las detallaremos.

Enfermedades cardiacas

El consumo de tabaco constante, luego de un año e incluso algunos pocos meses, comienza debilitar y hacer disminuir el colesterol (HDL), así como a su vez aumenta los niveles de triglicéridos en la sangre. Esto ocasiona una consistencia más bien pegajosa en la sangre, por lo que el bombeo hacia el corazón es más débil.

Algo similar ocurre con la grasa y el calcio, los cuales se van acumulando en los glóbulos rojos, contaminándolos. De esta forma, las enfermedades cardiacas con el paso del tiempo se hacen inminentes si el tabaco no se detiene.

Complicaciones pulmonares

Lo que puede comenzar con una sensación de presión en las vías respiratorias, o un flujo de aire entrecortado, irá agravándose: Cada vez se obtiene menor resistencia a las actividades físicas, hasta que las paredes respiratorias se inflaman.

Este deterioro comienza cuando las bolsas de aire de los pulmones, pierden la elasticidad necesaria para inhalar y exhalar. Luego de esto comienza a menoscabarse, hasta que produce una mucosidad dañina, al mismo tiempo que se ensanchan las vías respiratorias.

Podemos deducir que la imposibilidad para respirar se va acrecentando, hasta crear condiciones crónicas y permanentes si no se suspende el cigarrillo.

Distintos tipos de cáncer

Esta es otra de las razones que más coloquialmente se conoce, siendo muy común escuchar que el fumar produce cáncer de pulmón. Sin embargo, no solo se trata de este tipo de enfermedad maligna la que es capaz de desatar el consumo de nicotina, sino también de garganta, boca, esófago, laringe e incluso de páncreas.

El cigarrillo además de desarrollar las células cancerígenas, impide que el organismo tenga los recursos para defenderse de esta enfermedad. Razón por la cual resulta ser un mal hábito, letal y grandemente perjudicial para sostener una vida sana e integral.

Razones por la que fumar es un problema en el desarrollo social

Si las razones de salud no son suficientes, existen otros factores dentro de la cotidianidad y las relaciones que se ven afectados, e influyen negativamente en el fumador.

Problemas de convivencia

Tanto los olores, como manchas, y una sensación ahumada cerca de aquel que fuma cigarrillos, puede ser muy incómodo en ambientes hogareños y laborales. Inclusive, las manchas producidas en los dientes y los dedos también resultan desagradable a la hora de conocer nuevas personas.

De esta forma, el círculo social del dependiente puede reducirse, hasta puntos de perder a su pareja amorosa, según su grado de consumo. En todos los casos, bien se constata que dejar de fumar ayudará a mantener un entorno afectivo agradable.

Alteraciones psicológicas

La dependencia crea fuertes asociaciones ambientales y culturales con el acto de fumar, por lo que se pueden producirse deseos casi irracionales e inevitables por encender un tabaco.

Según el ritmo de vida de la persona en concreto, ciertos lugares pueden originar imágenes que desde la psiquis sean asociadas con un cigarro. Esto implica que la mente comienza a perder el control sobre los momentos y las circunstancias en las que pueden fumarse. Siendo común que un dependiente suspenda ciertas actividades de su día por consumir nicotina.

Daños a otros por humo de segunda mano

No solamente se pueden sufrir las secuelas del cigarro si se fuma directamente, sino que personas cercanas que inhalen indirectamente el humo, también absorberán las desventajas. Justamente el no involucrar a infantes, o amigos cercanos en esta práctica, es uno de los mayores incentivos que lleva a las personas a abandonar el tabaco.

Como conclusión, dejar de fumar no solo es una decisión que cambia el rumbo personal, sino que también ayuda a mejorar la vida de otros. De esta misma forma, se garantiza una existencia sin complicaciones de salud a corta edad y, considerando que con tan solo meses de haber dejado el cigarro ya se notan las diferencias, definitivamente vale la pena.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs