web analytics

Pastillas para dejar de fumar

En el camino de la abstinencia, las recaídas u obstáculos pueden jugar malas pasadas a la hora de abandonar por completo el hábito insalubre de fumar. De esta forma, implementar planes organizados con fechas, y un nuevo orden que excluya los cigarrillos, podrá ayudar a mantener la convicción.

Empero, no siempre serán suficientes las acciones individuales que se tomen en pro de este nuevo estilo de vida: La influencia psicológica del fumador que quiere dejar de serlo, puede tender algunas tretas que imposibiliten un transcurso fluido y determinado.

Es aquí cuando ayudas médicas juegan un papel imprescindible, creando alternativas farmacéuticas que contrarrestan desde el interior los efectos químicos de la abstinencia. De este modo, estas opciones tratan el problema desde la raíz física, disminuyendo las probabilidades de reincidencia por cortar los síntomas depresivos y de debilidad que trae consigo el tabaco.

¿Qué son estas pastillas?

Son compuestos comprimidos que están hechos con principios activos capaces de erradicar los efectos del tabaco en el organismo. Dependiendo de si tienen como objetivo hacer que deje de fumar, o ayudarle con los síntomas de la abstinencia, requerirá unos u otros.

En su mayoría poseen componentes antidepresivos que también se encarguen de aliviar las sensaciones de debilidad y desánimo que puede traer consigo el desprenderse de los cigarros. Esto, considerando que en algunos casos la nicotina es simplemente un método de escape frente a problemas de ansiedad u otros trastornos psicológicos.

En estos casos de dependencia, se aconseja asistir a terapia antes de automedicarse las pastillas, y esperar que sea el profesional de la salud quien se encargue de recetarlas. Inclusive, en España hay algunos medicamentos que son financiados por la salud pública desde inicios del 2020, requiriendo solamente informe médico para poder adquirirlos sin costos.

pastillas para dejar de fumar

¿Cómo funcionan?

Estos comprimidos accionan como barrera entre los nicotínicos y el sistema nervioso, de modo que comienzan a paralizar los estímulos químicos del tabaco en el cuerpo. Tanto que lo sustituyan, como que lo eliminen, cumplen el mismo efecto escudo de evitar que sienta satisfacción a la hora de humar un tabaco.

En algunos casos, estas pastillas deben comenzarse a tomar semanas antes del día que se ha programado dejar de fumar totalmente ¿Con qué finalidad? Que los efectos de lucha anti nicotina estén presentes desde antes que el humo del cigarro deje de entrar al cuerpo.

De esta manera, cada día sentirá menos placer al fumar, y no solamente podrá cumplir con su programación como lo tenia pautado, sino que se evitan posibles recaídas: Parará de asociar una cajeta de cigarrillos con bienestar de una forma más sencilla.

En cuanto a otro orden de ideas, pueden tener compuestos que más bien se encarguen de contrarrestar síntomas provocados por la abstención tal como dolores de cabeza, sudoración, náuseas y pérdida del apetito. Esto, generando nuevas células neurológicas, ayudando a recomponer la salud del cuerpo.

Las mejores pastillas para dejar de fumar

Como bien comentamos, el tabaquismo es una enfermedad que necesita diagnóstico para un tratamiento médico.

Hay algunos medicamentos que son libre de recetas y pueden adquirirse en farmacias de confianza. Sin embargo, aquellos que poseen antidepresivos o están asociados con tratamientos reversibles se venden solo con receta.

Las dos pastillas tratadas a continuación, se encuentran financiadas en España, pero al mismo tiempo solo son distribuidas con recetas, considerando que requieren de una evaluación médica para evitar efectos secundarios como el insomnio u otros.

  • Bupropión

Esta pastilla se encarga de ayudarle a parar la nicotina, debiendo ingerirla cada 8 horas, en su presentación de 150 mg, o en las cantidades y horas que le indique su médico.

En sus indicaciones se recomienda comenzar a utilizarlas al menos 1 semana antes de que elimine el consumo de cigarros. De todos modos, la cantidad de tiempo que se tome antes de dejar de fumar será relativo a su nivel de dependencia, teniendo un margen de hasta máximo 4 semanas de haber comenzado a consumir el medicamento para suspender el tabaco.

En caso de que pueda tenerse inseguridades frente a posibles reincidencias, algunos médicos recetan una disminución de cigarrillos simultáneamente se tome la pastilla. Pueden incluso sobrepasar las 10 semanas, evitando que surjan recaídas simultáneamente se garantiza que el efecto de la píldora sea eficiente. Sin embargo, este método requiere de una evaluación médica para constatar si puede consumirse el componente largo tiempo.

  • Vareniclina

Dicho medicamento, por otro lado, se encarga de disminuir los síntomas de abstinencia y ayudar a repeler las ansias de consumir nicotina. Bloquea las sensaciones de placer almacenadas en el cerebro a la hora de fumar, por lo que deja de ser atractivo para quien buscar dejarlo.

Se ingesta de forma progresiva para asimilarla sin causar efectos secundarios: La primera semana se toma una pastilla al día de 0,5 mg, mientras que a partir de la segunda la dosis puede ser hasta de 2 mg diarios. Sin embargo, el médico escogerá las dosis según como vea necesario.

La forma más recomendable de tomarla es comenzar previamente 1 semana antes de suspender el tabaco, y continuar por un lapso de muchas semanas, que pueden ser máximo 24. Efectos adversos como dolores de cabeza o problemas estomacales requerirán de un chequeo médico para decidir si se detiene el medicamento o se sustituye por otro.

Uno de los aspectos que no pueden ignorarse, es la incompatibilidad de este compuesto con parches de nicotina, aerosoles e inclusive gomas de mascar. De este modo, podemos notar que estamos ante un medicamento más estricto, pero muy efectivo.

La escogencia de uno u otro se adaptará a las necesidades del paciente, e igual forma el doctor podrá decidir si requiere de una píldora complementaria que vaya a atacar otros problemas. En todos los casos, ambos medicamentos tienen venta restringida, por lo que una guía médica será indispensable.

Recomendamos en todo momento acompañar estos compuestos con actividades al aire libre, una alimentación balanceada, y un poco de ejercicio que ayude a liberar las toxinas. Sabemos que puede ser un camino largo u engorroso, pero con cada día transcurrido sin fumar, aumentan su calidad de vida.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs